Ataque terrorista en Rusia: Vulnerabilidades del régimen de Putin al descubierto

Sospechosos del ataque en el concierto, con los ojos morados, comparecieron ante el tribunal en el último desarrollo entre Rusia y Ucrania. Vladimir Putin abordó el ataque, pero evitó discutir el fallo del Estado en prevenirlo, a pesar de las advertencias previas de Estados Unidos.

Putin no mencionó al Estado Islámico, quien se atribuyó el ataque en la sala de conciertos Crocus City. Durante la intervención militar de Rusia en Siria, Putin denunció repetidamente al Estado Islámico como enemigo, aunque en 2017 declaró la victoria sobre este grupo, también conocido como ISIS.

En su discurso televisado del sábado, Putin destacó que los cuatro perpetradores directos estaban «moviéndose hacia Ucrania» al ser detenidos, insinuando que desde el lado ucraniano se les había preparado una vía para cruzar la frontera estatal. Aunque no acusó directamente a Ucrania, la referencia a «nazis» —su habitual etiqueta para el gobierno ucraniano— dejó en claro que atribuía la culpa a Kiev, a pesar de la negativa de este último de cualquier participación.

Los impactantes videos de los atacantes utilizando armas automáticas para asesinar a sangre fría a asistentes inocentes en el concierto, así como el incendio provocado en uno de los lugares de entretenimiento más populares de la capital rusa, han socavado los esfuerzos de Putin por proyectar a Rusia como un país fuerte, unido y resiliente.

Interes y Actualidad:

Tendencia redes

NOTICIAS CRYPTO